domingo, 10 de febrero de 2008

Universos sin Control - 3º Capítulo

Universos sin Control - 3º Capítulo

María y Jhon entraron en lo que parecía un hotel, ya deshabitado. Ambos tenían que contar al otro su historia, para intentar comprender lo que había pasado... Aunque no hizo falta.

Pronto descubrieron que ambos tenían la misma hisoria, la misma vida... la única diferencia era el sexo de cada uno... Los matones del instituto de Jhon eran las matonas del de María... El mejor amigo de Jhon, Cristian, era la mejor amiga de María, Cristina... Todo era demasiado parecido para ser casual...

Pronto, la noche se cernió sobre ellos. Cansados, se metieron en habitaciones contiguas y se echaron a dormir. Mañana será otro día, para pensar en como escapar, y observar mejor el mundo.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Schröder seguía en el puente de mando. Nada había escapado a su control. Nunca, y esta no sería una excepción. Besthre era un planeta prescindible, donde nada tenía una inteligencia suficientemente alta como para ser salvado. No. Destrozarían Besthre y todo lo que hubiera en medio.

- ¿Está preparado ya el cañon anti-materia?
- No, señor. Aún queda.

Schröder cambió la semble de su cara. Sonreía pícaramente al joven soldado.

- ¿Seguro que aún queda?

El soldado, viendo esa cara, se temió lo peor.

- Deme cinco minutos más, y el cañon freirá todo lo que se encuentre.

Schröder apunto su mano hacia el cerebro del Soldado. Pronto, su mano se ennegruzcó, y empezaron a saltar chispas de su mano. Sin tiempo a reaccionar, un liquido gris empezó a caerle de los ojos y de la boca, mientras su sangre brotaba por la boca a borbotones. El cuerpo cayó al puente.

- Supongo que esto bastará para saber qué pasa cuando alguien dice algo que no me gusta, ¿no?

Todo el puente de mando empezó a trabajar duro, preparando el cañon.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Jhon y María despertaron de repente. Una luz extraña les despertó, mientras una voz divina les apresuró a decir:

- ¡¡Corred!! ¡¡No hay tiempo que perder!! ¡¡El fín se acerca!!

Rápidamente salieron corriendo del hotel. Vieron como la ciudad en ruínas, vista en el amanecer, dba un paisaje envidiable. Aún con las ruínas, se veían restos de todos los imperios existentes en la tierra, y otros que no conocían. En ese momento, se miraron a los ojos. Una fuerza extraña les obligaba a juntarse. Poco a poco acercaron sus caras, cerraron sus ojos y...

La voz divina arremetió:

- Tortolitos, este no es un buen momento... pero ya es tarde. ¡Cubríos!

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

- ¡Fuego!
Una grán bola negra se dirigió a toda velocidad hacia Besthre. Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

La bola hizo colisión con el planeta. Pronto, el planeta se empezó a tragar a si mismo, y acto seguido explotó lanzando trozos del planeta hacia todos lados.

- Problema resuelto, chicos... Espera un segundo...

Trozos del planeta que aún contenían trozos de la bola negra empezaron a caer a otros planetas cercanos, causando más implosiones, y una reacción en cadena.

- Mierda... ¡¡Motores a toda máquina!! ¡¡Nos alcanzará si no!!

La nave "Nimbus" Salió escopetada hacia el Universo central.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los cuerpos de Jhon y María yacían encima de un trozo del planeta que contenía el hotel, salió volando y se encasquetó en el techo del Nimbus. En poco tiempo se sintió una sacudida, y sus cuerpos fueron estirados hasta que ganaron el doble de altura, volviendo a su estatura original.

Jhon se despertó primero, y María un poco más tarde. Pronto vieron donde se situaban, y se dieron cuenta de su situación. No podían salir del hotel, al riesgo de que todo el aire se les escapara por la puerta. Miraron por la ventana, los cúmulos de galaxias cercanos. Se dislombraban puntos rojos en la lejanía de la visión. Ambos se miraron, y se acercaron. Sin preguntar por qué, se dieron un beso apasionante, de los que duran toda tu vida. Una flecha se les clavó en sus corazones, y cayeron al suelo, abrazados.

En la tierra, eran las 0:00 del 14 de Febrero. Felíz san valentín.




Continuará...

1 comentario:

[...PaU...] dijo...

ola otra vezzzzzz pos na k soy la P-R-I-M-E-R-A jeje xq pensabas terminar mañana xo como se ve k te ha enganxado tanto k lo has terminado jeje y como ha sido mientras stabas hablando conmigo pos asi soy la primer
weno pos k este capitulo sta super biennn jeje el final mooooolaaa xD
y nada k me caes DPM y k me tienes aki pa lo k kieras adios xaito bsks